¿Qué son los elasmobranquios?

Los elasmobranquios son un grupo de peces al cual pertenecen las rayas y los tiburones. Tienen una serie de características que los diferencian del resto de peces.

Esqueleto cartilaginoso: no tienen huesos como tal, el tejido cartilaginoso del esqueleto de los tiburones es algo similar al cartílago de nuestras orejas. Es curioso ya que el cartílago no fosiliza, por eso no encontramos fósiles del esqueleto de tiburones aunque sí de sus dientes.

Hendiduras branquiales al descubierto: si nos fijamos en algún pez podemos observar que las branquias están protegidas por un opérculo que es una estructura de hueso duro que cubre y protege las branquias. En el caso de los elasmobranquios no lo presentan.

Dentículos dérmicos: son un tipo de escamas muy similares a los dientes. Reduce  la fricción del agua y la resistencia del tiburón al medio, por lo que hace que se mueva de forma rápida y silenciosa bajo el agua.

Cuerpo alargado, fusiforme y cola heterocerca:  esta forma del cuerpo le permite tener muy buen hidrodinamismo y este tipo de cola hace referencia a una cola asimétrica en la que la columna vertebral se extiende a lo largo de un lóbulo.

Carecen de línea lateral y vejiga natatoria

La línea lateral es un órgano sensorial que permite a los peces detectar movimiento, los tiburones la presentan como electrorreceptores que sirven para detectar pequeños impulsos eléctricos.

La vejiga natatoria es un órgano muy común en peces que permiten regular su flotabilidad en la columna de agua. Los tiburones carecen de ella, pero presentan un  hígado muy rico en aceite que le ofrece muy buena flotabilidad. 

Dentro de estas características que se han nombrado tienen cabida una gran cantidad de especies, pero es curioso cómo  gran parte de las veces que se  menciona la palabra tiburón la reacción suele ser temor. Para nosotros, esto, es algo muy difícil de entender y queremos llegar a trasmitiros que tiburón no es sinónimo de muerte, sino que son unos seres fascinantes que tenemos que conocer y proteger. 

Tiburones del Mediterráneo

Actualmente, existen 56 especies de tiburones en el Mar Mediterráneo. La mayoría de ellas están sufriendo un declive de sus poblaciones a causa de la explotación comercial, la pesca accidental y la destrucción del hábitat, lo que añadido a la baja tasa de reproducción de estas especies hace que sean muy vulnerables a la sobreexplotación pesquera. Los expertos cuantifican el declive de las poblaciones de tiburones en el Mediterráneo entre un 96 y un 99 % desde la mitad del siglo XX. Estas cifras resultan muy preocupantes, ya que en poco más de 50 años la disminución de ejemplares de diferentes especies de tiburones como los martillos, marrajos o tintoreras ha sido devastadora. A continuación se muestran las características de algunos de los tiburones que se encuentran hoy en día en el Mar Mediterráneo.

 

 

Tiburón peregrino (Cetorhinus maximus)

 

Es el pez más grande del mundo, después del tiburón ballena y el más grande del Mar Mediterráneo. Puede alcanzar los 12 metros de longitud y las siete toneladas de peso, aunque generalmente no suele rebasar los 10 metros. A pesar de que su apariencia puede recordar a la de un gran depredador, esta especie se alimenta pasivamente, filtrando zooplancton y peces pequeños a través de sus branquias. En invierno se alimenta de plancton abisal a profundidades que pueden alcanzar los 900 metros, mientras que en primavera y verano se encuentran en aguas más superficiales y cercanas a la costa, desde donde han podido ser avistados en varias ocasiones. Actualmente esta especie se encuentra protegida en diferentes países debido a la elevada presión pesquera que ha sufrido durante muchos años para el consumo de carne, producción de harinas y obtención de aceites. Actualmente se pescan principalmente por sus aletas y por su consumo en medicina tradicional china y como alimento afrodisíaco en Japón.

 

Tiburón blanco (Carcharodon carcharias)

 

El tiburón blanco es un tiburón pelágico, caracterizado por su gran tamaño y cuerpo robusto. La longitud de los ejemplares adultos suele situarse entre 4 y 6 metros, aunque se han avistado ejemplares de más de 7 metros. Su coloración es gris oscuro en el dorso y blanca en el vientre, patrón que ayuda a camuflarse en el océano cuando es visto tanto desde arriba (se mimetiza con el color oscuro del fondo marino) como desde abajo (se confunde el color blanco de su vientre con la luz solar que penetra en el mar). Se distribuye en la plataforma continental de las regiones boreales, templadas, subtropicales y tropicales de todos los mares y océanos y suelen encontrarse cerca de la costa, aunque también se les ha podido observar a más de 1000 metros de profundidad. Su metabolismo le permite mantener un cierto calor en su interior, aunque no lo suficiente para habitar las zonas polares de los océanos. Se trata de un gran depredador que se alimenta de atunes, peces espada, leones marinos, otros tiburones, tortugas, pequeñas ballenas y delfines. Sin embargo, tiene pocos depredadores, ya que solo se ha avistado algún evento de depredación por parte de orcas. Esta especie se encuentra altamente amenazada en todo el mundo, incluido el Mar Mediterráneo, debido a la sobrepesca, la  pesca accidental, la degradación de su hábitat y la explotación comercial de algunas partes de su cuerpo como aletas, dientes, mandíbulas y esqueleto. Las hembras no maduran sexualmente hasta que alcanzan los 4 metros de longitud, lo que sumado a la baja tasa de reproducción de esta especie, hace que sea muy vulnerable a la sobreexplotación.

 

Marrajo (Isurus oxyrinchus)

 

Se trata de un tiburón pelágico, de cuerpo fusiforme y muy robusto. La longitud media de los ejemplares adultos se sitúa entre los 3,5 y 4 metros de longitud y pueden alcanzar los 750 kg. Su coloración es azul en el dorso y blanco en el vientre. Tiene una amplia distribución, ya que se encuentra en el Océano Pacífico, Atlántico, Índico, Mar Mediterráneo y Mar Rojo. Su dieta es muy amplia, ya que consiste en peces pequeños (como caballa, arenque o sardina), peces grandes (como el atún rojo o el pez espada), calamares, otros tiburones, tortugas y pequeños cetáceos. Según estudios recientes, el marrajo podría alcanzar velocidades de 124 km/h, por lo que se trataría del animal más rápido del mar. Se trata de una especie amenazada por la pesca deportiva y comercial.

 

Tiburón zorro (Alopias vulpinus)

 

 El tiburón zorro se encuentra ampliamente distribuido en los mares y océanos templados y tropicales. Puede alcanzar una longitud máxima de 6 metros. Se trata de un excelente nadador que incluso puede saltar fuera del agua y se caracteriza por su extraordinaria aleta caudal, la cual puede llegar a medir una longitud similar al resto de su cuerpo. Mientras que el lóbulo inferior de la cola es pequeño, el superior es largo y lo usa para rodear o herir a sus presas. Su dieta está compuesta por una gran diversidad de peces que se desplazan en cardúmenes, cefalópodos y aves marinas. Es una especie valorada por su carne, piel y aletas, por lo que su población se ha visto mermada por la sobrepesca.

 

Tiburón martillo (Sphyrna lewini)

 

El tiburón martillo es una especie pelágica que se caracteriza por la forma de su cabeza, con forma de martillo. Su longitud media se sitúa en 3,6 metros, aunque se han documentado ejemplares de 4,3 metros. El color del cuerpo es gris claro o marrón grisáceo en el dorso y blanco en la parte ventral. Se distribuye ampliamente por las regiones templadas y tropicales de los océanos, entre los que se encuentra el Mar Mediterráneo. Se encuentra en plataformas continentales y en aguas poco profundas y a menudo se acerca a la costa y entra en bahías y estuarios cerrados. Se alimenta principalmente de peces, cefalópodos, crustáceos y otros tiburones. La captura de ejemplares juveniles que no han alcanzado la madurez sexual, la destrucción del hábitat de la especie (zonas costeras como lagunas y estuarios) y la falta de regulación pesquera amenazan sus poblaciones.

 

Tintorera (Prionace glauca)

 

Se trata de un tiburón de cuerpo estilizado y alargado, que se caracteriza por el color azul intenso de la zona dorsal de su cuerpo que contrasta con el blanco de su vientre. Tiene una longitud promedio de 2,5 metros, aunque se han detectado ejemplares mayores. Se trata de una especie pelágica que puede recorrer largas distancias a lo largo de su vida. Se distribuye por todos los mares y océanos boreales, templados, subtropicales y tropicales del mundo. Es una de las especies de tiburones más comunes del Mar Mediterráneo. Se encuentra tanto en el mar abierto como en zonas costeras y puede desplazarse solo o en grupo. Su alimentación se basa en peces como caballas, meros o bonitos y también calamares y aves marinas. Sus depredadores naturales son orcas y tiburones grandes como el tiburón blanco o el tiburón tigre. La sobrepesca para la obtención de sus aletas y mandíbulas, así como la pesca accidental por palangre y arrastre y la pesca deportiva han mermado las poblaciones en todo el mundo.

 

Tiburón trozo o jaquetón de Milberto (Carcharhinus plumbeus)

 

Se trata de un tiburón de tamaño considerable que puede alcanzar los dos metros de longitud. Su coloración varía de azulado a gris marrón en la parte dorsal y blanco en la parte ventral. Se distribuye mayoritariamente en el Golfo de México, en el Mediterráneo y en el Indo-Pacífico. El tiburón trozo se encuentra generalmente en fondos arenosos y fangosos de aguas costeras y poco profundas como bahías, estuarios y puertos aunque también en profundidades superiores a los 200 metros. La pesca deportiva, recreativa y comercial por su carne y sus aletas han provocado la disminución de las poblaciones de esta especie.

 

Cailón (Lamna nasus)

 

También llamado marrajo sardinero o marrajo del norte, se trata de un tiburón de una gran robustez que puede rebasar los 3 metros de longitud. Es una especie pelágica que se caracteriza por su gran velocidad, la cual parece ser similar a la del marrajo Isurus oxyrinchus. Se mueve tanto en aguas costeras como oceánicas y puede encontrarse desde aguas poco profundas hasta casi los 400 metros de profundidad. Habita en aguas templadas y frías de los dos hemisferios, incluido el Mar Mediterráneo. Gracias a su gran velocidad es un excelente depredador de calamares y varias especies de peces. Su carne es muy apreciada, por lo que esta especie ha soportado durante años una fuerte sobreexplotación pesquera. Debido a esto, las poblaciones se han reducido en un elevado porcentaje y se ha observado que los individuos cada vez tienen tallas más pequeñas. En concreto, la población del norte del Océano Atlántico ha sufrido un descenso del 89% en los últimos 40 años.

 

Cañabota (Hexanchus griseus)

 

El tiburón cañabota es un tiburón de grandes dimensiones que en el caso de las hembras puede alcanzar los 4,5 metros de longitud y más de 500 kg. Se caracteriza por el color verde fluorescente de sus ojos, su coloración marrón-grisácea en la parte dorsal del cuerpo y por poseer seis hendiduras branquiales. Posee un amplio rango de distribución que abarca las aguas tropicales y templadas de los océanos Atlántico, Índico y Pacífico, incluido el Mediterráneo. Se trata de animales migratorios y solitarios y su hábitat se sitúa desde la superficie hasta aproximadamente los 2000 metros de profundidad. Es una especie bentónica, lo que significa que habita en el fondo marino, sobretodo durante el día. Sin embargo, se ha documentado que durante la noche migra a aguas más superficiales para alimentarse. Su dieta es amplia ya que se alimenta de elasmobranquios como otros tiburones, rayas y quimeras, y tanbién de peces e invertebrados. Está incluida en la lista roja de la IUCN como Vulnerable debido a la sobrepesca para la comercialización de su carne y a la pesca accidental por arrastreros, en las costas de las Islas Baleares suelen aparecer ocasionalmente individuos muertos.

 

Cerdo marino (Oxynotus centrina)    

 

Se trata de un tiburón pequeño, que no supera los 1,5 metros de longitud. La coloración del cerdo marino es gris con manchas oscuras. Está presente a lo largo del Atlántico oriental, desde Noruega hasta Sudáfrica y en el Mar Mediterráneo. Habita en fondos fangosos o coralinos, preferentemente entre los 100 y 200 metros de profundidad. Se trata de animales solitarios que habitan en el lecho marino, donde se alimentan de gran variedad de animales. Aunque tiene un escaso interés económico, esta especie se captura accidentalmente con palangre y arrastre. Debido a la elevada presión pesquera de arrastre en aguas profundas, las poblaciones de esta especie están disminuyendo rápidamente. Su captura en el Mediterráneo está prohibida debido a su inclusión en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Orden AAA/75/2012) para su adaptación al Anexo II del Protocolo sobre zonas especialmente protegidas y la diversidad biológica en el Mediterráneo. 

 

Mielga (Squalus acanthias)    

 

Se trata de un tiburón de tamaño pequeño – mediano que puede alcanzar longitudes poco superiores a un metro de longitud. Su coloración es gris oscuro en el dorso y presenta manchas claras en los laterales del cuerpo. Es una especie muy abundante y de amplia distribución geográfica, que habita prácticamente todos los mares de aguas templadas. Se encuentra sobretodo en la plataforma continental, tanto de aguas costeras como de mar abierto y se caracteriza por ser demersal, es decir, vivir en el fondo marino, hasta profundidades de 900 metros. Sin embargo, puede encontrarse en profundidades menores, sobretodo entre los 200 y 500 metros. Se trata de tiburones de natación lenta, que realizan grandes migraciones y que pueden encontrarse solos o formando grandes cardúmenes. Su dieta está compuesta de varias especies de peces, cefalópodos y otros invertebrados como crustáceos. La principal amenaza que sufre es la sobrepesca, ya que tiene un elevado valor comercial, así como también la pesca accidental con redes. 

 

Cazón (Galeorhinus galeus)

 

Se trata de un tiburón que puede alcanzar los dos metros de longitud. Su coloración es gris – parda en la parte dorsal y blanquecina en la parte ventral. Es una especie de muy amplia distribución, que habita en prácticamente en la plataforma continental de todos los mares y océanos templados del mundo: Atlántico oriental, Atlántico suroccidental, Pacífico oriental, Mediterráneo, Australia y Nueva Zelanda. Se trata de un animal demersal, lo que significa que vive ligado al fondo marino y puede encontrarse hasta los 500 metros de profundidad. Es un depredador oportunista de todo tipo de peces e invertebrados. El cazón es muy importante a nivel comercial por su carne, ampliamente consumida en muchas partes del mundo y especialmente en zonas del Mediterráneo como Andalucía, donde es muy apreciado. Se captura con diferentes artes de red y anzuelo y también es capturado por parte de pescadores deportivos, por lo que se encuentra sometido a una intensa sobrepesca.

 

Musola (Mustelus mustelus)

 

 Es una especie de tiburón de tamaño mediano que puede alcanzar los 1,6 metros de longitud. Su coloración es gris en el dorso y blanca en el vientre. Tiene una amplia distribución que se extiende desde las Islas Británicas hasta Sudáfrica en el Atlántico Oriental y también es frecuente en el Mar Mediterráneo. La musola es una especie demersal, es decir, que vive en el fondo marino. Habita en el borde superior del talud y en la plataforma continental, entre los 5 y los 300 metros de profundidad, aunque mayoritariamente se encuentra entre los 5 y los 50 metros. Su dieta se basa en peces e invertebrados como crustáceos y moluscos. Las musolas están entre los tiburones más frecuentes de las costas del estado español, tanto en la costa atlántica como la mediterránea. Se trata de una especie de interés comercial, de la cual se consume su carne fresca, salada o ahumada, por lo que es una especie frecuente en la mayoría de las lonjas de nuestro país. La musola se captura con arrastre y palangre de fondo, en algunas zonas con redes de enmalle, y también por los pescadores deportivos. La presión pesquera a la que se encuentra sometida ha mermado alguna de sus poblaciones y actualmente está catalogada como especie Vulnerable por la IUCN.

 

Musola dentuda (Mustelus asterias)

 

La musola dentuda, también llamada musola pinta, es un tiburón de pequeño tamaño que puede alcanzar los 1,4 metros de longitud. Su coloración es gris con manchas blancas en el dorso y blanca en la parte ventral. Es una especie demersal que habita en fondos arenosos y de grava de la plataforma continental, preferentemente entre los 0 y los 200 metros. Es una especie de hábitos más costeros que la musola Mustelus mustelus. Su distribución abarca desde las Islas Británicas hasta las Islas Canarias y Mauritania en el Atlántico Noreste y el Mar Mediterráneo. Pese a ser menos abundante que la musola (M. mustelus) en el Mediterráneo, su carne es muy apreciada y se consume fresca, salada o ahumada, por lo que está sometida a una presión pesquera elevada.

 

Pintarroja (Scyliorhinus canicula)

 

 La pintarroja es un tiburón de pequeño tamaño que mide entre 40 y 50 cm, aunque puede alcanzar los 70 cm de longitud. La parte dorsal es de color gris amarillento con pequeñas manchas marrones o negras y la parte ventral es de color blanco crema, por lo que su identificación resulta sencilla. Habita en aguas templadas y frías del Atlántico oriental, donde se distribuye desde Noruega hasta Senegal, y en el Mar Mediterráneo, donde es más abundante. Es una especie demersal, lo que significa que habita en el fondo, normalmente sobre fondos arenosos o de grava en la plataforma continental. Suele frecuentar aguas poco profundas, hasta los 200 – 400 metros de profundidad. Su actividad es mayor durante la noche, mientras que durante el día permanecen descansando sobre el sustrato o escondidos en grietas. Se alimenta de invertebrados bentónicos como poliquetos, crustáceos o moluscos, y algunos peces. Se captura mediante arrastre de fondo, palangre y enmalle, y su carne se comercializa aunque no tiene un elevado interés comercial. 

 

Alitán (Scyliorhinus stellaris)

 

El alitán es un tiburón de talla mediana que puede alcanzar como máximo una longitud de 1,5 metros. Su coloración es amarillenta – grisácea con manchas negras de considerable tamaño, mayores que las que posee Scyliorhinus canicula, por lo que son fácilmente diferenciables. Predominantemente de hábitos nocturnos, es un animal demersal que vive sobre fondos rocosos, arenosos y de grava de poca profundidad, mayoritariamente desde los 20 hasta los 60 metros. Se alimenta de peces invertebrados como moluscos o crustáceos. Su distribución abarca desde Noruega hasta Marruecos en el Atlántico oriental y también el Mar Mediterráneo. No es una especie de elevado interés comercial, pero la pesca accidental junto con la desaparición de sus presas por sobreexplotación pesquera y el largo ciclo reproductivo que presenta, causan el declive de muchas de sus poblaciones.

 

Pintarroja bocanegra (Galeus melastomus)

 

 La pintarroja bocanegra es un tiburón de pequeño tamaño que presenta una longitud media de 50 – 60 cm aunque puede alcanzar los 90 cm. Posee varias manchas de color pardo en el dorso, dispuestas longitudinalmente y rodeadas de un círculo más pálido. Su característica más distintiva es el color negro del interior de su boca. Su distribución se extiende por el Atlántico oriental, desde Noruega hasta Senegal, y el Mar Mediterráneo. Se trata de un animal bentónico, que vive sobre fondos arenosos, de fango y grava en un rango de profundidad de entre 150 y 500 metros, aunque ocasionalmente se ha avistado superando los 1000 metros. Se alimenta de invertebrados bentónicos, como moluscos y crustáceos, peces óseos y pequeños elasmobranquios. No es una especie de elevado interés comercial, pero es capturada accidentalmente por diferentes artes de pesca como el arrastre o el palangre de fondo. Sin embargo, debido al agotamiento de stocks de otras especies más apreciadas, últimamente se puede observar su creciente comercialización en lonjas del país.

Tiburon peregrino
Tiburon peregrino

press to zoom
Tiburon blanco
Tiburon blanco

press to zoom
pintarroja bocanegra
pintarroja bocanegra

press to zoom
Tiburon peregrino
Tiburon peregrino

press to zoom
1/16

La tintorera o tiburón azul

  La tintorera o tiburón azul es la especie de elasmobranquio más famosa en nuestro Mar Mediterranio. Pertenece al orden de los Carcharhiniformes y se encuentra en la familia  de los Carcharhinidae. Esta especie fue descrita por Linné en el 1758, le dio el nombre científico de Prionace glauca que etímologicamente significa sierra azul (Prion del griego sierra o cortante; glauca del latín azul).  

Se trata de un tiburón cosmopolita y oceánico, se encuentra en todos los océanos del mundo. Aunque es una especie que se encuentra lejos de la costa, algunas veces puede acercarse, generalmente de noche, en zonas donde la plataforma continental es muy estrecha o en islas oceánicas.

  La tintorera tiene el cuerpo alargado, azulado y con un hocico largo en forma de cono. Tiene unos ojos grandes provistos de una membrana nictitante, este párpado semitransparente tiene la función de proteger el globo ocular. Como la mayoría de elasmobranquios, posee 5 hendiduras branquiales, 2 aletas pectorales muy largas y delgadas, 2 aletas dorsales, 2 pelvianas y una aleta caudal provista de un lóbulo superior también muy alargado. Los dientes son altos, estrechos y ligeramente curvados, tienen forma triangular y los márgenes serrados. Además, presentan polifiodoncia, los dientes son reemplazados constantemente. Debido a su largo hocico, puede proyectar la mandíbula hacia adelante sin necesidad de levantar la cabeza. La coloración es muy característica, el dorso es de un azul oscuro intenso, en los costados, un azul más claro y el vientre blanco. Se trata de un tiburón de una tamaño considerable, con una longitud  promedio de 2,5 metros y 80 kg de peso, pudiendo llegar a medir 3,83 metros.

La alimentación de este tiburón es generalista, come todo tipo de peces como atunes, jureles, meros, arenques, bonitos, caballas, entre otros. También puede alimentarse de aves marinas como gaviotas, aunque es menos frecuente, de carroña y otros tiburones pequeños. Los calamares son una de las presas clave de esta especie de tiburón.

Su reproducción es vivípara, en la tintorera no se ha observado cortejo de machos, estos agarran a la hembra con sus mandíbulas para inmovilizarla en el momento de la cópula, por este motivo, la piel de la hembras es más gruesa. Pueden tener de 4 a 135 crías por camada dependiendo del tamaño de la madre. El período de gestación suele durar de 9 a 12 meses y las crías nacen entre mediados de primavera y finales de verano. La madre unos días antes del parto pierde del apetito para que cuando las crías nazcan evitar comérselas. Estas cuando nacen tienen un tamaño de 40 cm y poseen aún el saco vitelino que será reabsorbido posteriormente.

  Esta especie de tiburón puede formar grupos o permanecer en solitario. Prefieren aguas frías, de 7 a 16 grados, aunque pueden tolerar temperaturas más elevadas. En los lugares donde la temperatura es más alta tienden a permanecer en profundidad, donde  la temperatura se ajusta mejor a las preferencias de esta especie. Las tintoreras son más activas durante la noche y realizan grandes migraciones, algunas relacionadas con la reproducción, llegando a ser trasatlánticas, utilizando las grandes corrientes oceánicas.

 

Las tintoreras no son agresivas, algunas veces muestran comportamientos de curiosidad. Se trata de una especie muy castigada por la sobrepesca, especialmente de palangre. Actualmente, está catalogada por la UICN como especie amenazada.

Tintorera
Tintorera

press to zoom
Prionace_glauca_lower_teeth
Prionace_glauca_lower_teeth

press to zoom
Prionace_glauca_jaw
Prionace_glauca_jaw

press to zoom
Tintorera
Tintorera

press to zoom
1/5

Tiburones en el mundo

Tiburones filtradores:

 

El tiburón ballena es el pez más grande del mundo, alcanzando los 12m. Le sigue el tiburón peregrino, que alcanza los 10m.

Ambos se alimentan principalmente de plancton, filtrándolo a través de sus branquias.

 

 

Tiburón bambú:

 

Este ejemplar de tiburón bambú es propio de los arrecifes de coral. Presenta un marcado patrón blanco y negro, que se torna más difuso según crezca.

 

 

Tiburón boreal:

 

El tiburón boreal vive en las frías aguas que rodean Groenlandia e Islandia. Tiene una esperanza de vida máxima cercana a los 400 años, lo que le convierte en el vertebrado más longevo del mundo.

 

 

Tiburón duende:

 

El extraño tiburón duende tiene un aspecto realmente curioso. Habita en aguas muy profundas de todo el mundo y es capaz de proyectar hacia el exterior su mandíbula para capturar a sus presas.

 

 

Tiburón cigarro:

 

Se le conoce como tiburón cigarro debido a la marca que deja en sus presas al extraerles un pedazo de carne. La herida, de forma circular, recuerda a la quemadura de un cigarrillo. 

 

Tiburón martillo gigante:

 

La característica más llamativa de todas las especies de tiburón martillo es su particular cabeza en forma de T. Esto les proporciona una visión binocular y de 360 grados en el plano vertical.

 

Tiburón anguila:

 

El tiburón anguila posee características muy primitivas, lo que le otorga el título de fósil viviente. Su periodo de gestación puede ser de hasta tres años y medio, siendo el más largo de todos los vertebrados.

 

Tiburón cerdo:

 

El tiburón cerdo cuenta con una dieta bastante especial. Se nutre a base de huevos de rayas y otros tiburones. Con su mandíbula hace un pequeño orificio en la vaina y succiona al embrión.

 

 

Angelote:

 

El angelote es un tiburón con un aspecto inusual. Su forma y color le permiten enterrarse en la arena y pasar desapercibido mientras acecha a sus presas. 

Tiburón peregrino (Cetorhinus maximus)
Tiburón peregrino (Cetorhinus maximus)

press to zoom
tiburón ballena (Rhincodon typus)
tiburón ballena (Rhincodon typus)

press to zoom
Tiburon angelote (Squatina)
Tiburon angelote (Squatina)

press to zoom
Tiburón peregrino (Cetorhinus maximus)
Tiburón peregrino (Cetorhinus maximus)

press to zoom
1/10

Efecto cascada

¿Qué es el efecto cascada?

 

Hace referencia a una sucesión continua y abundante de fenómenos relacionados entre si de uno u otro modo. En ecología, se utiliza el término de efecto cascada para referirse a aquellas interacciones, directas e indirectas, que se dan al desaparecer una especie, las cuales pueden modificar ecosistemas enteros. Este suceso se da de forma relevante cuando desaparece una especie depredadora. Al extinguirse, se produce un aumento en la población de sus presas debido a la ausencia de su depredador natural, que actuaba como elemento regulador. A su vez, dicho incremento de presas puede resultar en modificaciones relevantes de todo el ecosistema. 

 

Vamos a poner algún ejemplo práctico :

 

Los erizos marinos se alimentan de algas y a su vez son presas de diversas especies de peces como el sargo (Diplodus sargus). En consecuencia, las zonas sometidas a la sobrepesca de estos peces sufren un amento del número de erizos. Ello conlleva un mayor consumo de algas marinas derivando en la reducción de las zonas cubiertas por algas. Como resultado de la desaparición de los bosques de algas, lugar donde se encuentran y reproducen un gran número de especies marinas, se producen los blanquizales oceánicos. En ellos se encuentra una menor diversidad de especies al ser un entorno más homogéneo. Sin embargo, cabe decir que existen factores más complejos que también contribuyen a esta situación, como por ejemplo el aporte de nutrientes. 

 

 

Muchos tiburones se encuentran encima de la cadena trófica (top predators), es decir, son grandes depredadores. Por ello juegan un papel crucial en la regulación de los ecosistemas y su desaparición resulta en alteraciones profundas del medio. La desaparición de éstos, especialmente de los grandes tiburones, supondría una reestructuración profunda de nuestros mares, implicando la desaparición de especies, alteraciones en el lecho marino e incluso modificaciones en la calidad del agua. Ello supondría no solo un importante impacto ecológico sino también económico, por ejemplo, al comprometer las capturas de especies marinas de interés comercial o influir en el turismo mundial.

 

 

Desafortunadamente, estas circunstancias no son un futuro hipotético, sino más bien una realidad. Por ejemplo, un artículo publicado en la prestigiosa revista científica Science demuestra que la disminución de grandes tiburones está ligada a una disminución de capturas de moluscos. La explicación a ello es que los grandes tiburones son muy vulnerables a los efectos de la pesca, ya sean la especie objetivo o capturas accidentales, porque generalmente tienen poca descendencia y necesitan mucho tiempo para alcanzar la madurez sexual. Este hecho está favoreciendo la proliferación de sus presas, como por ejemplo especies de tiburones más pequeños, pastinacas y rayas, que además son menos sensibles a la pesca. Muchos de los integrantes de estos tres grupos buscan alimento en los lechos marinos donde capturan moluscos bivalvos y cefalópodos, junto con otros peces bentónicos. Por tanto, actualmente se esta reduciendo el número de moluscos como consecuencia de una mayor presencia de sus depredadores, en zonas donde se están exterminando las poblaciones de grandes tiburones como en Carolina del Norte (EEUU), donde se realizó dicho estudio, o lugares en que se está viviendo una situación similar como el Mar Mediterráneo. Además, también se está observando una reducción de la calidad del agua de estas zonas ya que los moluscos bivalvos son filtradores que actúan como depuradoras del agua marina. Por todo ello, la desaparición de los tiburones tiene además de un coste económico muy grande, un impacto ecológico relevante, pudiendo suponer incluso cambios en la calidad del medio marino. 

Pesca con palangre

El palangre de superficie es una modalidad de pesca que consiste en una línea principal o “madre” suspendida de forma horizontal con boyas y flotadores. De esta línea “madre” cuelgan un número determinado de líneas secundarias (conocidas como brazoladas) a distancias regulares, y en cuyos extremos se encuentran los anzuelos con cebo. Los cebos generalmente utilizados son peces de tamaño mediano como la sardina o alacha.

Este arte de pesca se usa en una gran cantidad de países en todo el océano Atlántico y mar Mediterráneo, y se requieren barcos de hasta aproximadamente 60 metros de eslora. El objetivo de captura principal de estas flotas son grandes depredadores como el atún, el pez espada o los marlines.

Se diferencia del palangre de fondo en el sistema de flotadores en la línea “madre”. En este caso, esta línea está formada por una combinación de plomos y boyas, de manera que los anzuelos se encuentran a mayores profundidades, cerca del fondo, y a diferentes alturas. Generalmente se usa la sardina como cebo con el objetivo de pescar depredadores demersales como el mero o la merluza. 

Una gran desventaja del uso de palangre de superficie es el by-catch, que es la captura accidental, el cual puede generar un impacto importante. Los principales organismos afectados son grandes vertebrados marinos, como aves marinas, tortugas, tiburones en peligro de extinción y mamíferos marinos. Este problema se puede reducir de varias maneras como, por ejemplo:

- Incluyendo anzuelos circulares para evitar la captura de tortugas.

- Estableciendo líneas más profundas para disminuir las capturas de tortugas, tiburones y mamíferos marinos.

- Estableciendo líneas de poco tiempo y hacerlo durante la noche para reducir el número de aves marinas atrapadas en los anzuelos.

Material elaborat amb la col·laboració de